Tips para el cuidado de Suculentas y Cactus en casa

A pesar de que las suculentas y los cactus son plantas de gran resistencia, estás deben mantenerse bajo ciertos cuidados y más si se establecen en nuestros hogares, en dónde las condiciones ambientales se ven limitadas.

Muchas personas optan por escoger cactus y suculentas con el paradigma de que no todas las suculentas necesitan mantenimiento, en vez de pensar que estás requieren de un bajo mantenimiento, lo cual son dos cosas muy diferentes.

Por ende, gracias a este artículo podrás empezar con pie derecho tu cultivo de suculentas y evitar muchos errores de novato, errores por los que todos hemos pasado alguna vez con estas espectaculares y curiosas plantas.

Características de las Suculentas y Cactus

Las suculentas son  aquellos tipos de plantas que almacenan agua en sus hojas y esto se debe a que son originarias de lugares áridos, al igual que los cactus. De esta manera se establece como característica principal el hecho de tener tallos y hojas gruesas, de ahí que venga el nombre de “suculenta”.

🌵 Sabias que todos los cactus son suculentas, pero que no todas las suculentas son cactus. 🌵

Las suculentas las puedes encontrar con follajes de distintos colores, formas y texturas, además habitualmente los montajes y macetas agrupan diversas especies. Les encanta la luz y requieren muy poca agua, sin embargo, algunas especies prefieren la luz indirecta.

La forma de las hojas es lo que define la cantidad de sol que necesitan. Las hojas separadas, largas o las suculentas coloridas son las que necesitan más luz de lo normal.

Una suculenta sana es aquella cuyas hojas siempre están juntas.

Como cuidar tus Suculentas y Cactus

A continuación te mostraremos los tips esenciales que harán que tus plantas tengan las mejores condiciones y luzcan tan hermosas como sus hábitats naturales.

consejos cuidado suculentas cactus

Elección de la Maceta

A la hora de plantar las suculentas debes evitar de llevarlas directamente a macetas que no tengan un agujero en el fondo. Para conseguir una planta sana que dure muchos años es fundamental escoger una maceta con perforaciones para facilitar el drenaje del agua en todos los riegos.

Las macetas en el mercado pueden estar compuestas de varios materiales como: barro, arcilla, cerámica, concreto, plástico o vidrio. Sin embargo, el material que más recomendamos para el caso de las suculentas son el barro o arcilla, y esto se debe que dada su permeabilidad lo cual le permitirá a tu planta disfrutar del flujo de aire en sus raíces. 

Macetas de arcilla y barro: Estas macetas son las más recomendadas para los novatos y esto se debe a su permeabilidad, lo cual le permitirá a tu planta disfrutar del flujo de aire en sus raíces. 

Macetas de Cerámica: Estas macetas tienen los mismos beneficios de las macetas de barro o arcilla, pero el problema es que algunas no tienen agujero, por tanto su drenaje es ineficiente. Son muy elegantes y vistosas.

Macetas de Concreto: Modernas y creativas, a su vez cuentan con el problema de drenaje de las macetas de cerámica, al no tener agujeros en el fondo.

Macetas de Vidrio o terrarios: No podemos negar que en los recipientes de vidrio las suculentas lucen hermosas y con un brillo excepcional, pero este tipo de recipientes no son recomendados y esto se debe a que el vidrio no es un material permeable ni al aire o agua.

Macetas de  Plástico: Estas pueden ser usadas para el cultivo de suculentas, pero el problema radica en la humedad que genera este material, por tanto a la hora de los riegos deberás tener un poco más de cuidado que otros materiales más porosos.

Requisitos de Riego

Las suculentas requieren de poco riego y como consejo vamos a aplicar el siguiente patrón:

En verano regamos una vez a la semana y en invierno una o dos veces al mes.  Si está húmedo el sustrato, entonces no debemos regar. 

Para comprobar si nuestro sustrato se encuentra húmedo, solo basta con introducir nuestro dedo o un palillo de madera.

💧 Evita salpicar las hojas de tus suculentas o estas se pudrirán. Y a su vez recuerda que el exceso de agua, es una muerte segura para tus plantas.🌱

Iluminación

Las suculentas aman el sol de la mañana ☀️ y en su mayoría requieren la luz directa. En el caso de que vivas en un apartamento o un lugar con poca luz, intenta dejar tus plantas en balcones, ventanas o cualquier lugar en donde exista la luz.

Evita dejar tus suculentas en lugares como estantes, baños o pasillos internos en donde la luz es poca, ya que la luz es sinónimo de vida para las suculentas.

Fertilizantes

Debes  agregar los nutrientes necesarios a tus suculentas con regularidad, lo ideal seria en un periodo de tres meses.

Dentro de los fertilizantes que puedes comprar están: El humus de lombriz, fertilizantes líquidos para suculentas o algún otro tipo de fertilizante de origen orgánico. Es importante evitar el uso de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno, ya que esto hace que las plantas se vuelvan débiles y flácidas.

Una opción casera es usar cascaras de huevo y triturarlas en la licuadora. Esto hará que las hojas y tallos obtengan resistencia, gracias al calcio que estas contienen.

Sustratos

El sustrato es la todo material sólido en donde plantarás tu suculenta. El mejor sustrato para tus suculentas es la tierra compostada que es mezclada con arena de construcción previamente lavada y secada al sol.

El suelo  debe ser ligero, sin terrones para facilitar el drenaje.

Montaje de la Maceta

Para plantar una suculenta en una maceta, hay que preparar tres capas, la primera capa debe estar formada por guijarros, grava, fragmentos de baldosas o arcilla expandida. Esto actuará como una barrera de drenaje.

Luego para la segunda capa debes colocar alguna  malla (puede ser malla geo textil), para que luego podamos colocar nuestro sustrato que puede ser abono orgánico  mezclado con arena.

Procedemos a sembrar nuestras plántulas con cuidado , las cuales con ayuda de un cepillo limpiaremos en caso de que queden residuos de tierra.

⚠️ Recuerda que los guijarros o piedras blancas al estar hechas de mármol pueden estropear tu planta, ya que al mojarse sueltan un polvillo blanco que es nocivo. 

La tercer capa  puede ir acompañada puede ser corteza de pino, o algún tipo de mantillo natural que pueda decorar y aportar nutrientes de manera simultánea. Esto reemplazará de manera efectiva las piedras blancas que siempre terminan dejando como última capa en las suculentas.

Recolección de Hojas para la reproducción

Una de las ventajas de las suculentas es que su mayoría se puede reproducir a través de hojas, estas las debemos soltar en el sustrato una vez que las dejamos secar por 72 horas.  Para evitar el exceso de humedad, se puede colocar cada hoja cerca de alguna piedra.

Recuerda dejar la punta de la hoja cerca del sustrato y con la parte cóncava hacia abajo.

Poda

Las suculentas no necesitan ser podadas, pero es conveniente eliminar sus hojas muertas, secas o moribundas para que puedan crecer hermosas y sanas. El crecimiento de este tipo de plantes se da en función del espacio que tienen para desarrollarse, es decir, las plantas mantenidas en macetas pequeñas siguen siendo pequeñas.

 

+ Artículos de Interés